En este momento estás viendo Eventos en pandemia, protección 360

Han sido dos años duros para todos, privándonos de momentos, lugares y personas. Sin embargo, nos tenemos que enfrentar cada día a la frustración de ver que esto aún no termina.

Cada día vuelven a aumentar los contagios, se habla de una quinta ola con un total de 1.199 hospitalizados, solamente en Andalucía, del 21 de junio hasta el 19 de julio, según los datos proporcionados por la Junta.

Pero la gente tiene ganas de verano, de playa, de hacer vida social, asistir a eventos, todo aquello que no hemos podido hacer durante el confinamiento. Es normal que tengamos tantas ganas, es perfectamente lógico, porque somos animales sociales y necesitamos justamente estar en sociedad. Pero, ante semejante situación, no podemos dejar de lado la prevención.

Organización de eventos, desde bodas a convenciones

Esta situación a afectado sin duda a todos los ámbitos y sectores, cambiando muchos de nuestros hábitos. Todo esto nos ha hecho realmente conscientes de la fragilidad de nuestra salud y nuestra vida.

Sin embargo, podemos asegurar que hay sectores mucho más afectados que otros, ya que son precisamente los que implican interacción entre personas los que más han sufrido esta pandemia.

Entre ellos cabe mencionar el comercio, el sector docente, la hostelería, pero el sector más afectado de todos es probablemente el de organización de eventos. Tanto a nivel cultural como empresarial, los eventos se han visto muy mermados debido a la necesidad de distancia Inter personal. La desinfección se ha convertido en nuestro mejor aliado, además, ha llegado para quedarse.

Hemos querido escuchar a los profesionales de los distintos sectores y realmente ver cómo ha afectado en cada uno esta situación. Queremos dar las gracias a todas las personas que nos han querido aportar su testimonio. Nuestra intención es visibilizar su punto de vista sobre esta situación, que no es fácil para nadie, siendo especialmente complicada para ellos.

Los docentes han tenido que adaptarse a muchos cambios, los profesores se han visto en la necesidad de acostumbrarse a mascarillas, limpiadores de manos y pantallas o mamparas. En educación infantil ha sido especialmente complicado adaptar la comunicación porque la expresión corporal con tantos artefactos, es todo un reto.

En el sector empresarial ha habido un completo cambio de paradigma, no sólo por los cambios de volumen de trabajo en los distintos sectores. Algunos han caído en picado, mientras otros ascienden vertiginosamente. Además, se han reducido al máximo congresos, convenciones e incluso reuniones de trabajo.

músico
Muchos músicos esperan pacientemente el momento de volver a subirse a un escenario.

Este cambio en el sector empresarial, a afectado profundamente al sector de la hostelería, puesto que son muchas las reservas que se hacían para dichos eventos de empresa. También son muchos otros eventos sociales los que se han visto cancelados, como son bodas, bautizos y comuniones. Aunque algunos se han celebrado, han visto reducido su aforo. Eso, evidentemente ha afectado al crecimiento del sector.

Pero estos no son los únicos sectores afectados, la música y la cultura en general, son los más castigados por esta pandemia. Sigue vigente la necesidad de restricciones para evitar contagios. Los propios profesionales del sector piden medidas para poder seguir trabajando en buenas condiciones. Estos cumplen con las medidas, usan los dispositivos de protección y velan por la prevención evitando al máximo el contacto cercano con otras personas. Cumplen también con las restricciones de aforo y otras medidas. Sin embargo, nos llegan testimonios de personas irresponsables. Estos acuden a los conciertos y bien por la emoción del momento o por a las bebidas alcohólicas consumidas, incumplen reiteradamente las medidas de seguridad vigentes.

Nuevas tendencias en los sectores afectados

La gran suerte del ser humano es su capacidad de adaptación. Precisamente eso es lo que nos ha dado recursos para poder seguir adelante en esta nueva situación. Todos estos eventos que estaban planteados de forma presencial se han transformado para dar lugar a las nuevas tendencias que solucionan las necesidades de su público. Aunque no es raro encontrar conductas irresponsables, lo cierto es que, por norma general hemos hecho todo lo posible por prevenir.

Cada sector ha solucionado a su manera y ha generado nuevas formas de trabajar o incluso de relacionarse para amoldarse a esta situación. Entre las nuevas tendencias en educación, por ejemplo, se encuentra la teleformación. Cada vez existen más academias online y es más común realizar cursos a distancia. Ya existía un gran catálogo de tutoriales en plataformas como YouTube, ahora además proliferan canales en stream. No solo se realizan videos en directo en esta plataforma si no en otras como por ejemplo Twitch. Incluso vemos como el algoritmo de Instagram ha variado, para premiar los contenidos en vídeo y los directos. Se ve que estamos más necesitados que nunca de un contenido de calidad, del cual podamos aprender y nos llene.

El comercio, por su parte ha aumentado su presencia online, dando paso también a una ola de crecimiento en el sector del marketing digital. Ahora utilizamos con más frecuencia ecommerces o market places, aunque esto no ha sustituido en la totalidad al comercio presencial. Los cambios en nuestras tiendas también se han notado, hay comercios del sector textil que prefieren que no te pruebes las prendas, por ejemplo. Sin embargo, los hay que optan por utilizar desinfectantes adecuados y dar esa posibilidad al cliente.

Tanto en el comercio como en la hostelería han tenido que adaptar los espacios, reducir aforos y sobre todo formarse y aplicar las nuevas normativas de prevención. Ahora encontramos siempre a disposición limpiadores de manos y será común ver al personal de servicio aplicar algún tipo de desinfectante sobre las superficies. La hostelería ha tenido que adaptarse a muchos cambios, ha sido una gran sufridora, viendo descender las reservas en hoteles y restaurantes al quedar cancelados tantos eventos. Sin embargo han sabido hacerlo y crear nuevas tendencias para llevar de nuevo todo esto al ámbito presencial.

En cuanto a la música y la cultura, es un sector mucho más complejo, la mayoría de músicos y actores han tenido que diversificar e incluso buscar empleo en otros sectores. Muchos han tenido que regenerarse ante la falta de eventos y la escasez de ayudas en un sector poco o nada regulado. Ahora son profesores de música o teatro, escritores o redactores, se dedican a la creación de contenidos audiovisuales, o en empleos mucho menos gratificantes, pero que mantienen sus facturas a raya. Son pocos los que tienen la enorme fortuna de mantenerse en la escena y todos  han coincidido en que la solución para mantener vivo el sector pasa por la responsabilidad de las personas por mantener y cumplir las normas de seguridad e higiene.

No debería ser necesario prohibir para ello, pero estos artistas consideran oportunas medidas como regular el consumo de alcohol en los eventos. Esto a parte de una mayor dureza a la hora de cumplir medidas ya impuestas, como los límites de aforo, mascarillas y distancias de seguridad. Han coincidido en expresar que actualmente la organización de eventos se preocupa mucho en proporcionarles el material de desinfección y los dispositivos necesarios para cumplir dichas medidas. Se les proporcionan limpiadores de manos, mascarillas y se cuida que tengan sus pruebas médicas o vacunas. Lo único que necesitan es responsabilidad por parte del público y que los organizadores sigan apostando por su arte, creando entornos seguros en los que todos podamos disfrutar de él.

Protección 360

Como ya hemos dicho, si algo necesitamos ahora es crear entornos seguros en los que poder desarrollarnos social, cultural e incluso laboralmente, de forma presencial. Hemos crecido mucho en el entorno digital y eso está muy bien, porque abre caminos. Sin ir más lejos es una buena medida para la conciliación familiar. Sin embargo, hay trabajos que no pueden desempeñarse de forma telemática, de la misma forma que hay relaciones que no pueden establecerse y desarrollarse por completo de esta forma. Somos animales sociales y necesitamos cierto grado de contacto.

Evidentemente, para poder tener ese mínimo de contacto, hay que tener ciertas precauciones. Siempre decimos que lo normal es prevenir y lo decimos por pura lógica. Es necesario que ese contacto se dé siempre en un entorno seguro, a ser posible con protección 360. Es decir, una protección completa, que abarca nuestro propio cuerpo, las superficies e incluso el ambiente.

Este tipo de protección es la ideal para todo tipo de eventos y podemos proporcionártela, ya que tenemos, Saniwhater hidroalcohol y Saniwhater limpiador con Eclorite, para mantener limpias las manos. Además de un potente biocida como es Eclorite, utilizado en el Estadio de La Cartuja. Este se usó tanto para la campaña de vacunación, como para los partidos de UEFA del mes de Junio. Disponemos de otros desinfectantes, para uso profesional, que crean una película auto-desinfectante sobre las superficies. No es necesario estar constantemente desinfectando, los virus y bacterias se oxidan por su acción fotocatalítica y se destruyen. Para eventos que tengan lugar en recintos cerrados, además, podemos poner a tu alcance Saniwhater limpiador de ambientes con Eclorite y lavanda.

Como ves, tenemos toda una gama de productos dirigidos a crear ese entorno seguro que es tan necesario. La vida es mucho más que un trabajo o salir de fiesta. Es algo valioso que tenemos que proteger. Y en esta situación, la prevención es la única forma de hacerlo.

Deja una respuesta