En este momento estás viendo Abastecimiento de agua y su historia

Ayer comenzamos una serie de publicaciones para celebrar la Semana mundial del agua, en la que te explicábamos porqué es importante celebrar esta semana. Ya te contábamos aquí la importancia que tiene el agua para la humanidad y algunos de los problemas que requieren solución urgente.

Hoy hacemos una vista atrás para contarte cómo ha desarrollado el hombre sus sistemas de ingeniería hidráulica con el objetivo de solucionar algunos de esos problemas.

Desde los Sumerios hasta el urbanismo islámico

No fue casualidad que los Sumerios situaran su población entre el Tigris y el Éufrates, todos los asentamientos humanos han estado siempre cerca de ríos y arroyos. Es pura lógica, como ya hemos dicho, el agua es esencial para la vida humana. Es el origen de toda vida en realidad.

Se comenzó en Egipto también a innovar con canalizaciones que ayudaban a las labores de agricultura. Se diseñaron novedosos sistemas de riego.

Sin embargo, si hubo una cultura esencial en el avance de la ingeniería hidráulica, fue la romana. Ellos consiguieron con ayuda de su precisión topográfica, crear sistemas de abastecimiento que aún hoy son difíciles de superar.

Fueron los romanos quienes descubrieron la importancia que tienen las pendientes a la hora de dirigir el agua. Sabían que, si existe poca pendiente, puede llevar a la obstrucción de un canal por acumulación de sedimentos. Así como que, si la pendiente es demasiado elevada, la velocidad del agua puede erosionar el conducto y derribarse antes de lo previsto.

Los romanos innovaron también en materiales, utilizando su opus caementicium, un hormigón romano, para revestir el interior de los canales.

Los musulmanes creaban en sus casas y palacios jardines alrededor de una fuente. Esta pertenece al interior de la Alhambra

Posteriormente, hubo otra civilización clave para el desarrollo de los sistemas hidráulicos que tenemos en la actualidad. Los musulmanes, que habitaron durante 8 siglos en la península Ibérica desarrollaron sistemas de abastecimiento y almacenamiento de agua que en algunas ciudades aún se mantienen, como es el caso de La Alhambra.

Ellos creaban grandes depósitos subterráneos, los algibes, para almacenar grandes cantidades de agua. Con ello conseguían mantener el agua potable, sin adulterar por la acción de la luz solar. También son muy característicos los baños y las fuentes árabes. Si hay alguna cultura que haya sabido rendir culto al agua, es sin duda la musulmana.

Otros avances que siguen siendo importantes en el abastecimiento de aguas

En todas las culturas se han producido avances ya desde la antigüedad se utilizaban los molinos de agua, bien para abastecer los sistemas de riego o ya más adelante para crear la energía suficiente como para moler el grano. Hoy en día esto ha derivado en la creación de presas que abastecen a centrales hidroeléctricas. Es decir, con la fuerza de la corriente del agua, se crea electricidad.

Evidentemente, los sistemas de riego por canalizaciones, los avances en topografía y muchos periodos de estudio, han derivado en grandes avances en los sistemas de riego actuales. Hemos ido de las canalizaciones egipcias, hasta los sistemas de riego automatizados, pasando por los cultivos en escalera y las acequias islámicas.

Pero los sistemas físicos no son los únicos avances que han sido importantes en el abastecimiento de aguas. A partir del siglo XIX se investigó y se aprobó el uso de cloro para la potabilización del agua. Es la medida que más vidas ha podido salvar, dado que previene de infecciones bacterianas a través del consumo de este líquido.

La vida del hombre siempre ha girado en torno a este elemento y no sólo es importante cuidar de que el agua nos llegue de la forma más natural posible. Además, debemos prevenir las infecciones de una forma respetuosa con este medio, puesto que sigue siendo esencial para nuestra existencia.

Deja una respuesta