En este momento estás viendo El asma y cómo puede ayudar Eclorite
  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Limpiar
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Hoy, con motivo del Día Mundial del Asma, queremos hablar un poco sobre esta enfermedad y explicaros cómo puede ayudar Eclorite a quien la padece. Los altos índices de polución y la desconexión con la naturaleza, producto de nuestro estresante ritmo de vida, hacen que este tipo de dolencias sean cada vez más frecuentes. Ya son más de 300 millones de afectados en todo el mundo.

Es por eso que queremos visibilizar este problema y, a la vez, ayudar a quienes la padecen en la medida de lo posible. A continuación os explicamos qué es exactamente el asma y porqué es conveniente el uso de Eclorite en los hogares de quienes la padecen.

¿Qué es el Asma?

El asma es una enfermedad pulmonar que cursa con estrechamiento de los conductos respiratorios, impidiendo la respiración. No está claro el verdadero motivo que la causa. Sin embargo, los estudios apuntan a una combinación entre factores ambientales y genéticos.

Si quieres saber si tienes Asma, debes observar si tienes los siguientes síntomas:

  • Falta de aire.
  • Dolor o presión en el pecho.
  • Sibilancias (silbidos) al exhalar.
  • Problemas para dormir, por falta de aliento, tos o sibilancias.
  • Tos o sibilancias que empeoran con un resfriado común.

Para diagnosticar el Asma es necesario realizar ciertas pruebas, ya que estos síntomas pueden ser debidos a otras afecciones pulmonares. Como por ejemplo el EPOC, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica. Para ello tu doctor te realizará un cuestionario sobre los síntomas u otras dolencias y te hará una exploración física. Además necesitará averiguar tu rendimiento pulmonar con una espirometría y una prueba que mide el flujo espiratorio máximo. Es decir, tu médico necesita saber cuánta fuerza y duración tienen tus pulmones al exhalar. Existen otras pruebas de diagnóstico con imágenes, análisis específicos y pruebas de alergia, y según el caso serán necesarias todas ellas, o sólo algunas concretas.

Una vez tenemos diagnosticada la enfermedad, tenemos que aprender a convivir con ella y a prevenir las crisis, puesto que actualmente no tiene cura. Por regla general, las crisis de Asma suelen producirse debido al ejercicio físico o a factores ambientales, como aire frío, alérgenos, ácaros, hongos, etc. Como hemos indicado al principio, los altos índices de polución afectan a esta enfermedad, puesto que es uno de los factores que la desencadenan o agravan su sintomatología. Cualquier ambiente con exceso de humedad, donde puedan alojarse ácaros o polvo, es un lugar propicio para sufrir una crisis asmática. También es preciso determinar si existe algún tipo de alergia que empeore los síntomas o provoque las crisis, para evitar, en la medida de lo posible, el alérgeno en cuestión. Otros desencadenantes también son los emocionales, como es el estrés y ciertos medicamentos, por ejemplo la aspirina, el naproxeno y el ibuprofeno.

Difusor Saniwhater

Según los factores que desencadenen el tipo de asma específico, tendrás un tratamiento u otro. No es lo mismo si tu tipo de Asma es provocado por el ejercicio, si es ocupacional (provocado por los factores ambientales de un trabajo específico) o si es inducido por una alergia. Probablemente tendrás que usar inhaladores en el momento específico de las crisis. También puede que tengas que usar un tratamiento diario específico de mantenimiento. En el segundo caso deberás además usar algún tipo de protección, como mascarillas o filtros de humo, polvo, etc. El último caso requiere además de tratamientos específicos para la alergia, es decir, antihistamínicos.

Debido a la gran cantidad de personas que padecen esta enfermedad, cada vez se investiga más y se buscan nuevas formas de paliar los síntomas. Para mejorar la calidad de vida de estas personas también se han desarrollado vacunas para distintas alergias. La función de estas, es ayudar a reducir la respuesta inmunitaria. En casos de Asma grave se utilizan también tratamientos biológicos. Otra innovación para casos graves es la termoplastia bronquial, que consiste en reducir el grosor del músculo liso bronquial, aplicando calor sobre él con un electrodo.

¿Cómo te puede ayudar Eclorite?

Tanto para el Asma, como para otras enfermedades pulmonares, es recomendable mantener el aire limpio. Es ahí donde puede ayudarnos el Eclorite. Ya te hemos contado en este blog que es un producto desinfectante ecológico. Este potente biocida a base de ácido hipocloroso, es capaz de eliminar los hongos, virus, bacterias y levaduras. Es decir, que aplicado de la forma correcta, es capaz de eliminar muchos de los factores desencadenantes de esta enfermedad.

El Eclorite es la materia prima con la que se fabrican distintos productos, aptos para la nebulización con un difusor en tu hogar. También se usa para limpiadores corporales, inocuos en humanos, animales y plantas. Además de limpiadores de superficies eficaces, utilizados para mantener esa limpieza tan necesaria en los hogares donde se convive con el Asma y las enfermedades pulmonares. Cada producto fabricado con Eclorite pone a vuestro alcance este potente biocida, que no pone en riesgo la salud de quien lo aplica, sus mascotas o incluso las plantas de su hogar.

Nuestra intención es aumentar la calidad de vida de las personas, sin perjuicio para el entorno que nos rodea. Eso implica pensar en las circunstancias y las realidades de las personas, aportando soluciones viables para su caso concreto. Hay que conocer la realidad que viven las personas que hoy, Día Mundial del Asma, se sienten representadas. Es por eso que nos ponemos en vuestros zapatos, para ayudaros a prevenir vuestras crisis. Al fin y al cabo, lo normal es prevenir.

Deja una respuesta